P r i n c i p a l B i b l i o t e c a T e x t o s I n f o r m a c i ó n
principal > galeria > Mitología Clásica


«Los grandes poetas de la antigüedad han cantado al gran Arte [de la alquimia] y así nos han transmitido su recuerdo». Emmanuel d'Hooghvorst.
Publio Ovidio Nasón es uno de los más grandes poetas latinos y sus Metamorfosis son una recopilación de todos los grandes mitos clásicos. Nació en Sulmona en los Abruzos, el 20 de marzo del año 43 a. C. y murió en Tomi en el año 17 d. C. a la edad de sesenta años. Durante el Renacimiento las Metamorfosis son traducidas e ilustradas en múltiples ocasiones. Las imágenes que presentamos fueron realizadas por Luís y Martín Pérez de Barón y Juan Moreto y publicadas en 1591 por Plantino.


Libros: [1] [2]
    Libro 1

  1
Distribución de los elementos. El Caos dejó de ser. Dios puso a cada cuerpo en el lugar que le correspondía.
  2
Creación del hombre. Su propia semilla divina puso el Creador de la Naturaleza en aquel ser.
  3
Edad de oro. La buena fe y la justicia eran las únicas leyes. Se deslizaba un río divino de leche y de néctar.
  4
Edad de plata. Júpiter señaló las cuatro estaciones del año. La tierra, para ser fértil, tuvo que ser cultivada.
  5
Edad de bronce y hierro. Los hombres, roídos de instintos feroces, empezaron a desear las guerras.
  6
Gigantomaquia. Los cielos maravillosos fueron imprecados por los Gigantes, que creyeron posible subir hasta ellos.
  7
Concilio de los dioses. Júpiter llamó a consejo a los demás dioses, que llegaron por el camino de la Vía Láctea.
  8
Licaón transformado en lobo. Apareció el lobo de pupilas fosforescentes, de aspecto feroz y de maneras violentas.
  9
El Diluvio. Para castigar al género humano dejó lanzarse al torrente de las aguas desde todas las cataratas del Cielo.
  10
Fin del Diluvio. Júpiter viendo todo el Universo sumergido, ordena al Aquilón que recoja sus tempestades.
  11
El género humano renovado. Y fue así como las piedras se convirtieron en hombres y mujeres respectivamente.
  12
La serpiente Pitón aniquilada. Terror de los hombres, a la cual mataron las flechas de Apolo.
  13
Dafne amada por Febo. Apolo la vio, y verla fue enamorarse y sentir los apremios del deseo.
  14
Dafne convertida en laurel. Ya que no puedes ser mi mujer serás mi árbol predilecto, el laurel. Honra de victorias.
  15
Júpiter e Io. Entonces cubrió la tierra de una suave y dorada neblina y gozó de la ninfa con una naturalidad pasmosa.
  16
Io en vaca. Aun tuvo tiempo el dios infinitas veces adúltero de convertir a Io en una vaca de singular belleza.
  17
Argos y Mercurio. Júpiter no puede resistir el dolor de Io y llama a Mercurio ordenándole que mate al feroz guardián.
  18
Sirinja en cañas. Pan se lanza en su persecución y ella suplica a sus hermanas que la conviertan en cañas.
  19
Argos muerto, Io reformada. Mercurio degolló a Argos. Amansada Juno accedió, devolviendo su figura humana a Io.

Selección de libros

    Libro 2

  1
La petición de Faetón. Acude al Sol y le pide, si es su padre, lo demuestre dejándole conducir su carro resplandeciente.
  2
El carro mal conducido por Faetón. Perdiendo el gobierno del carro, abrasa toda la tierra.
  3
La caída de Faetón. Arrojó uno de sus rayos con tal tino que despojó de su vida al necio y ciego conductor de carros.
  4
Las Helíades en árboles. Sollozó Faetusa, queriéndose postrar. La bella Lampecia se arrancó los cabellos.
  5
La luz del globo de Apolo. Y el Sol, inconsolable, renegaba de ser Sol, deseando únicamente lamentarse.
  6
Júpiter y Calisto. La vio y sintió un rápido y violento amor por ella.
  7
Calisto en osa. Condenada a vagar por los valles y montañas, convertida en osa.
  8
Calisto y Arcas en estrellas. Convirtiéndolos en dos vecinas constelaciones celestes. La Osa Mayor y la Osa Menor.
  9
Erictonio encerrado en la cesta. Palas colocó en un cesto a Erictonio, engendrado sin madre, nacido de la tierra.
  10
Coronis y el cuervo. El cuervo descubrió los amoríos de Coronis y fue en busca de su dueño para hacerle la confidencia.
  11
Coronis atravesada por Apolo. El cuervo terminó su confidencia, Apolo tomó arco y flechas y atravesó el seno que amaba.
  12
Ocirroe hija de Quirón en caballo. ¡ay de mí, me parece que ya estoy perdiendo mi figura humana! me convierto en yegua.
  13
Bato en roca. Voy a convertirte en la dura piedra que, según tú, sería la única conocedora de mi hurto.
  14
El amor de Mercurio y Herse. El hijo de Júpiter, apasionado por esta princesa, quedó suspenso en medio del aire.
  15
El Odio y la Envidia. Palas irritada, fue al antro donde la Envidia se retorcía, cubierta de sangre y de baba venenosa.
  16
Aglaura en piedra. Quiere resistir, pero se nota como petrificada, no es más que una estatua de gran blancura y dureza.
  17
Júpiter en toro. El padre y soberano de los dioses abandona su cetro y todo el esplendor, para tomar la figura de toro.
Selección de libros