P r i n c i p a l T e x t o s G a l e r i a I n f o r m a c i ó n
   principal > biblioteca > Física y metafísica... > Presentación
 

DEDICATORIAS E INTRODUCCIÓN de la FÍSICA Y METAFÍSICA DE LA PINTURA

En alabanza de la
que nos ha dado la
facultad de sentir
y de amar.
A la gloria del
que nos ha enseñado a
ordenar la naturaleza
por el Arte.

La creación refleja al hombre y el artista tiene el arte que merece, ya que la obra no es más que el espejo de su nada, de su mediocridad o de su ser magnificado.

INTRODUCCIÓN

¡Ay del hombre de pobre deseo, pues su deseo
se realizará! Todo es lo que creemos que es,
nada ocurrirá fuera de lo que esperamos.

Péladan

Esta obra se ciñe voluntariamente a lo esencial que un artista pintor ha de conocer de la técnica y de la inspiración de su arte.

La estética que depende de la cultura del artista y del medio social que le baña no será aquí objeto de ningún juego analítico gratuito.

Reservamos para los únicos críticos cualificados el cuidado de comentar la obra que brota de las tinieblas del ser oculto.

Este libro tiene por objeto alentar a quienes poseen el don innato a realizar su obra, así como aclarar las cosas a quienes se obstinan en creer que se puede penetrar el Arte por la astucia, por la fuerza o por la mediocridad.

Los llamados tendrán que soportar, por amor a su Dios, la pobreza y la soledad, sin buscar otro consuelo que su arte, a fin de probar su vocación y mantenerse íntegros hasta el día incierto del triunfo electivo.

Incluso cuando la prueba toma el cariz de un exterminio, como es el caso en determinados períodos críticos de nuestras sociedades actuales, el artista ha de sobrevivir ante cualquier tentación del mundo, venga del abandono o de la gloria, de la miseria o de la opulencia; para ello sólo dispone de un medio: «el olvido de sí mismo» en el amor desinteresado por su arte.

Para el artista, la prueba de la vida encarnada es particularmente turbadora, pero esta jugarreta aparente es lo que le mantiene despierto en medio mismo de la muerte del mundo que le rodea; su rebeldía no tiene otra salida que la aceptación y el abandono en el mar de la vida sensible que le arrastra y le sumerge.

Cuando haya renunciado a todo, lo poseerá todo. Tal es la ley oculta y sabia, que sólo entrega el mundo a quien ya no podía seguir siendo víctima de esa asombrosa posesión.

Sólo hablaba para enriquecer a los hombres.

Libro desconocido (1)

______________

1. Este Libro desconocido, también llamado El mensaje extraviado, es de hecho El Mensaje Reencontrado. Louis Cattiaux aún no había acabado su redacción cuando escribía su Física y metafísica de la pintura. Los fragmentos provienen casi todos del libro XXII y muestran su primera redacción. La frase que aquí se cita no se mantuvo en el texto definitivo. (N. de la r.)